Yo

Mi obra artística toma como referencia la observación del mundo que me rodea, la fascinación que este me provoca y como se interioriza. Siempre hay una seducción que deriva a la contemplación, que posteriormente se identifica con la obra artística. Esta identificación se agudiza y se concreta, reconociéndose tanto en las pinturas como en las videocreaciones.

Pinturas: en mi curiosidad por el entorno y su análisis, reconozco imágenes que selecciono y simplifico, transitando hacia la abstracción. Llegado a este punto el trabajo se hace metódico pero libre, en un ejercicio meditativo donde cada gesto y cada pincelada toma presencia y queda patente. El trabajo se manifiesta con un lenguaje personal, de carácter intrínseco, que germina de la asimilación de las experiencias y del bagaje cultural.

Videos: a diferencia de las pinturas no hay un interés en transformar o crear una nueva realidad. Desde una mirada particular, solo soy un espectador que quiere compartir, registrar y documentar aquello que me desvela. Suelen ser momentos breves y efímeros pero que podemos revisarlos una y otra vez.