Abstracciones líquidas

Abstracciones líquidas
9 abril, 2015 moon

Partiendo de la observación de superficies líquidas, se generan imágenes que son seleccionadas, analizadas y simplificadas, de manera que formas, texturas, colores y contornos se aíslan y concretan, gestando imágenes nuevas que empiezan a formar parte del mundo de una peculiar abstracción.

No sólo hay un interés en la representación de la luz y de como ésta se refleja en el líquido de una manera formal (color, contornos, texturas, etc.) sino que también hay una intención en plasmar la captura del momento, el tiempo congelado, el instante que se eterniza en la obra.

Imágenes que parten del aquí y ahora, del lapso en que la luz reflejada se torna perpetua en la superficie del cuadro. En otro instante, en otro momento, en otro ahora, formas, colores, contornos, todo, sería diferente, podríamos decir que el resultado final de la obra está vinculado al destino del azar, un azar buscado y luego interpretado.

Albur condicionado por múltiples factores externos: luz, densidad del medio líquido, el movimiento de este, etc. Todo influye y todo se registra. La mirada actúa como scanner de la realidad para transformarla en la “ficción” del cuadro, alejándose progresivamente del mundo sensorial.

El resultado definitivo es una obra única, irrepetible, elemental y compleja a la vez.

La abstracción queda plenamente posicionada al formular perfiles desvinculados de la representación o imitación física real, siempre desde un punto de vista formal, y atendiendo a los principales rasgos sintácticos de la imagen, utilizando un lenguaje propio en el que solo quedan reminiscencias del mundo acuoso.

Se presentan piezas geométricas, estáticas y racionales (cuadrados, círculos, etc.) muy utilizadas en el Renacimiento por su orden y proporción. Estas a su vez están construidas por múltiples fragmentos de formas orgánicas, móviles y sinuosas, mas propias del mundo sensitivo, emocional e intuitivo, por lo tanto de una abstracción lírica. Estas pequeñas formas se disponen según unos ritmos y cadencias fruto de un trabajo pulcro y minucioso que, como las artesanías tradicionales, configuran una trama que conecta con el mundo barroco de la ciudad en la que vivo (Sevilla).

Conjugando estos dos planteamientos de abstracciones geométricas y líricas se gesta una nueva, fusión de ambas, contraponiéndose principios distantes como lo intelectual/sensitivo, unidad/multiplicidad, figura/fondo, línea/color, renacimiento/barroco, etc.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.